¿Quiénes somos?

Fachada de Hogares Providencia, IAP.

Hogares Providencia, IAP.

Somos una Institución de Asistencia Privada (IAP) que desde 1979, se dedica a proteger, salvaguardar y promocionar los derechos de las niñas, niños y jóvenes que, por alguna circunstancia de vida han tenido que sobrevivir en las calles, o que están al borde de permanecer en ellas como alternativa de subsistencia.

La institución brinda hogares con un sistema de “Puertas Abiertas” a niñas, niños, y jóvenes con diferentes servicios, atención y cuidados óptimos para su desarrollo integral; que van desde la alimentación y vestido, así como atención en la salud física, mental y en la educación; además de proporcionarles actividades recreativas, acceso a la cultura y los deportes. Este sistema permite que los residentes permanezcan bajo propio convencimiento, situación que facilita su estancia y disminuye la posibilidad de regresar a la calle.

Se trabaja de forma individual con todos los residentes para que participen y diseñen su plan de vida; permitiendo que los hogares favorezcan el ambiente familiar, lo que contribuye a su reestructuración emocional.

Cada hogar cuenta con dos adultos llamados “Tías-Educadoras”, quienes además de tener a su cargo los aspectos administrativos y funcionales del hogar, favorecen la imagen positiva que los niños necesitan.

Gracias a la combinación de cuatro elementos de atención dentro los hogares, gran número de niñas y niños han logrado abandonar la calle:
1. Actitud amorosa del personal que interactúa con los niños y niñas que llegan a Hogares Providencia, IAP.

2. Vinculación del hogar con las organizaciones e instituciones sociales de la comunidad (hogar – escuela – comunidad).

3. Acompañamiento cotidiano para facilitar una relación constructiva con la sociedad, principalmente en las áreas de trabajo, escuela y capacitación.

4. Adquisición y refuerzo de hábitos y/o destrezas para la vida cotidiana.

Por ello cada hogar lleva a cabo diferentes actividades de acuerdo con la edad de los residentes, sus capacidades físicas y mentales; además de estar acorde a los alineamientos institucionales.

Principales actividades que desarrollan las niñas, niños, y jóvenes:

Asistencia a la escuela y elaboración de tareas; realización de labores de limpieza en el hogar; Aseo personal; asistencia a compromisos extraescolares; capacitación para el trabajo; convivencia con los compañeros; participación en actividades deportivas, culturales y artísticas; Asistencia a revisiones médicas, odontológicas; prevención de las adicciones, terapias individuales y grupales; participación en actividades de apoyo espiritual; elaboración de plan de vida.

Todos los miembros participan activamente en el plan, en la elaboración y establecimiento de las normas y reglas del hogar, con ello se refuerza la integración grupal.