Problemática que atiende la institución

El problema de la niñez en condiciones de pobreza tiene su origen en una serie de variables que dibujan el desarrollo de la sociedad: la falta de educación, que les impide la obtención de un empleo bien remunerado, que a su vez les permita lograr condiciones de bienestar mínimo; la carencia de servicios de salud; y la criminalidad. Cabe señalar que esta última variable se estructura entre dos vías: a) los infantes son víctimas reiteradas de la violencia y del crimen, que los vuelven vulnerables en todos los sentidos; b) las niñas y niños en situación de calle están expuestos a ser reclutados por grupos delictivos de diversa índole. Si bien “muchos están involucrados en trabajo legítimo, mientras que otros optan o se ven empujados a la actividad ilegal, con la participación de la pequeña delincuencia y el robo, […]” (UNICEF, 2002: p. 14). Es en este escenario donde Hogares Providencia IAP, enfoca sus esfuerzos y fortalezas, por apartar a las niñas y niños de una, llamémosle “pseudolibertad”, que, en muchas ocasiones, de forma rápida, violenta, e inhumana, los lleva a la muerte.

Desde 1979 Hogares Providencia IAP, orienta sus acciones en la atención y el entendimiento de la problemática social que afecta a niñas, niños y adolescentes que viven en la institución. Dentro de los hogares, ellos se convierten en sujetos con derechos y bajo un proceso de atención integral personalizado, se integran plena y libremente a la sociedad como agentes de cambio.