Antecedentes creación Hogares Providencia, IAP.

Hogares Providencia IAP, se fundó en 1979 por el Padre Alejandro García Duran de Lara, también conocido como ´Padre Chinchachoma´.
Institución de Asistencia Privada que atiende a niñas, niños, y jóvenes, en situación de calle. Organización pionera en la atención de este fenómeno social y su problemática.

En 1975, el Padre Alejandro García Duran de Lara, hace contacto por primera vez con niños en situación de calle en la Ciudad de México, gran parte de su tiempo, antes de fundar la organización, convivió con ellos, hasta conocer plenamente las causas que originaron su salida a la calle y las consecuencias de su sobrevivencia en la misma.

El ´Padre Chinchachoma´ rentó una casa en la calle de Euskaro en la Delegación Gustavo A. Madero, donde fue el primer hogar de la institución y, justamente en donde el Padre con apoyo de personas, empresas y gobierno, logró que su obra fuera creciendo en función de la restitución de los derechos de las niñas y niños, a quienes servía en ese entonces; constituyéndola como una Institución de Asistencia Privada el  29 de  noviembre de 1979, con el objeto de restituir los derechos negados a las niñas y niños, que desafortunadamente sobrevivían en las calles, a través de un modelo integral, con enfoque de derechos, que brindara atención social, psicológica, médica, espiritual, educativa, así como la promoción de aspectos culturales, deportivos y recreativos, para incidir en el desarrollo formativo de la población beneficiaria.

Al convertirse en Institución de Asistencia Privada se forma un equipo de buena voluntad, que sugiere establecer la propuesta de un ´Modelo Familiar´, es decir hogares de ´Puertas Abiertas´, a los que se les denominó ´Hogar Dos´, a cargo de dos adultos llamados ‘Tíos-Educadores’, que son la figura materna y paterna dentro del lugar.

Después de afianzar la experiencia de los primeros hogares, surge la casa de contención y descallejerización, conocido como ´Hogar Uno´, en el que ingresan los niños e inician su proceso psicopedagógico, y posteriormente son canalizados a los hogares. La incorporación a estos ´Hogar Dos´ se hace en función de la edad de los niños, niñas y adolescentes.

En esta etapa los ‘Tíos-Educadores’ son voluntarios comprometidos con la causa en su totalidad. Comienzan a reunirse para hacer juntas con el “Padre Chinchachoma”, en las que se busca fortalecer la situación metodológica, financiera, y la proyección de los hogares. A partir de ese momento, ya se podía hablar de una estructura institucional conformada por un Director General, cargo que ocupaba el Padre Chinchachoma, y de un grupo de ‘Tíos-Educadores’ responsables de los hogares, que facilitan al director un mayor acercamiento con las niñas, niños y jóvenes, con la finalidad de reconocer las problemáticas existentes.

La institución continuó su crecimiento y logró abrir varios hogares. El modelo educativo se reafirma y la atención del “Padre Chinchachoma” y de los ‘Tíos-Educadores’ hacia los niños se mantiene incondicionalmente amorosa, personal y de absoluto respeto.

En 1999 Hogares Providencia IAP, experimenta la pérdida de su fundador el ´Padre Chinchachoma´. A partir de su muerte, la institución se enfrenta al fuerte proceso de consolidación y fortalecimiento profesional de todos los colaboradores que brindan atención directa a los niños; y así evitar que la falta del padre repercutiera en el proceso pedagógico de los infantes, además de no sufrir cambios sustanciales en el modelo educativo, ni en el método de ‘Yoización’ creado por él. Método que consiste en apoyar y alentar a las niñas, niños y jóvenes en su proceso para el encuentro con ellos mismos. A ser autores de su propia historia. Ha realizar una ’alfabetización emocional’ que los ayude a modificar su auto concepto y cambiar sus circunstancias de vida.

La propuesta de Hogares Providencia IAP, no consiste en retirar a las niñas y niños de la calle, sino todo lo contrario, sacar la calle de su interior y reparar las carencias que los hacen tomar la decisión de quedarse en ella, como opción de vida; aunque sea peligrosa y acelere su deterioro físico y mental.

Hogares Providencia IAP, forma parte de la Junta de Asistencia Privada de la Ciudad de México, órgano encargado de cuidar a las Instituciones de Asistencia Privada, promoviendo su eficiencia y transparencia; además de garantizar el cumplimiento del trabajo asistencial que se lleva a cabo.