Proceso llegada de niñas, niños y adolescentes

La metodología de Hogares Providencia IAP, está centrada en tres etapas:

 

Recepción de niñas, niños y adolescentes.

a) Bienvenida

Las niñas, niños y adolescentes llegan a la institución de manera voluntaria, promovido por sus propios compañeros de calle o por los educadores de calle, ya sean de Hogares Providencia IAP, o de otras Organizaciones Sociales. Son recibidos sin ningún tipo de cuestionamiento. Durante uno o dos meses se lleva a cabo el diagnóstico individual del niño a través de exámenes de tipo médico, psicológico y social; se determina el tipo de problemática y la atención que debe recibir, ya sea en Hogares Providencia IAP, o en otra dependencia u organización a la cual será referido.

b) Integración al hogar

Se promueve la inserción espontánea, a la cotidianidad del hogar a cargo de dos adultas llamadas ‘Tías-Educadoras. Es aquí donde iniciarán sus procesos educativos con las normas establecidas. Integrándose a las actividades y programas de la casa como son: cuidado y ambientación del hogar, labores domésticas, aseo personal, deporte, realización de tareas escolares, entre otras.

Atención.

La atención a la niña, niño y/o adolescente, se brinda a través de los diferentes programas que integran el modelo de atención de Hogares Providencia IAP, satisfaciendo cada una de las necesidades de los residentes, en un ambiente de calidez humana y seguridad, en el cual se sientan amados y protegidos.

Estos son los programas que proporciona la institución:

Programa de Alimentación y Nutrición:

Brinda a las niñas, niños y adolescentes residentes de los hogares, una adecuada alimentación. Gracias al acompañamiento y a la calidez humana que existe dentro de las casas, se mejora el íntegro desarrollo físico, mental y emocional de los residentes.

Este programa refuerza la integración positiva a la sociedad, mediante procesos de formación, orientación y desarrollo humano.

Programa Centro de Atención para la Prevención:

Creado para dar atención con enfoque de derechos a niñas, niños y adolescentes residentes, a través de servicios médicos, de salud mental, educativos, recreativos, culturales, artísticos, deportivos y ocupacionales. Se previenen conductas de riesgo, y permite una adecuada reinserción social.

 Además, se establecen vínculos con la comunidad cercana a los hogares (delegación, colonia, escuela), que permiten el fortalecimiento de los factores de protección y e integración social de las niñas, niños y jóvenes.

Programa Escolar y Pedagógico:

Proveemos educación formal y estrategias de estudio a nuestros residentes. Además de ofrecer orientación vocacional a los jóvenes, que se encuentran en niveles escolares medio y medio superior.

Programa Espiritual:

Plantea a las niñas, niños, y adolescentes residentes la oportunidad de conocer, interiorizar, practicar y transmitir los valores universales, que fomentan las acciones encaminadas hacia el bien común.

 Programa Familiar:

Todos nuestros hogares proporcionan un ambiente familiar a niñas, niños y adolescentes; además de contar con la atención, seguridad y protección -con calidez humana-, que crean las Tías-Educadoras.

El programa también establece la posibilidad, previo un estudio familiar que, si las condiciones entre el niño y sus parientes son adecuadas, se restablezca el contacto familiar. Esto permite que, a mediano o largo plazo, se dé la oportunidad de una reintegración familiar.

Programa Médico:

Garantiza a niñas, niños y adolescentes de los hogares la prevención y tratamiento de enfermedades, refiriéndolos a los diferentes servicios médicos con los que cuenta la ciudad; además de velar por la adecuada convalecencia en el hogar y el restablecimiento de la salud.

 Programa Psicológico:

Gracias al área de psicología se logra el acompañamiento, -durante todo el proceso educativo y de fortalecimiento-, , reestablezcan y conserven su estabilidad emocional.

Programa de Recreación, Arte, Cultura y Deporte:

Su objetivo es contribuir al desarrollo integral de los residentes a través de la práctica de algún deporte, la participación en actividades culturales o artísticas, que permiten un adecuado empleo del tiempo libre, canalización de energía y liderazgo, enfocados a su óptima integración socialización.

Programa Social:

Brindamos elementos teóricos y herramientas prácticas, para su adecuada integración a la sociedad.

Preparación para la vida independiente.

Cuando los jóvenes cumplen la mayoría de edad-cuenten con la estabilidad emocional-,    hayan adquirido y lleven a la práctica diferentes competencias (domésticas-sociales-intelectuales-técnicas), son apoyados por la institución para iniciar su vida independiente. A través de una preparación integral con sus recursos internos y externos, se facilita su óptima inserción a la sociedad.